LA PREPARACIÓN DE KONG


Aunque rellenar un KONG es fácil, ya que puede introducir en él cualquier alimento que sea seguro para que su perro coma (en cantidades saludables), la preparación de KONG es de suma importancia para que cumpla su función.

La preparación y dispensación de KONG tendrá cuatro fases:

Preparar ingredientes

Rellenar Kong

Sellar Kong

Dar Kong al perro



PREPARACIÓN DE LOS INGREDIENTES

Para la preparación de KONG debemos no sólo elegir ingredientes que sean del agrado del perro, sino también tener en cuenta el orden de preferencia del animal por ellos, ya que este criterio lo utilizaremos para incidir activamente en la motivación del animal por conseguir los premios que se encuentran dentro del objeto de caucho.

No sólo trabajamos con esto el sentido del olfato, sino también la emoción positiva del perro al ir consiguiendo éxitos con la consecución de aquellos snacks que tanto le gustan.

Esto supone un trabajo de motivación intrínseca del animal que hará de él un perro con mayor seguridad y confianza, más autónomo y con mayor gestión de emociones de forma positiva.

Una buena elección sería algo que despierte en él mucha pulsión, como trozos de salchicha, snacks apetitosos, pero menos que la salchicha, galletas de la marca KONG u otra, o su pienso habitual.

Para el sellado de KONG podemos elegir la pasta de la misma marca o cualquiera de otro fabricante, o incluso algún paté económico de consumo humano.


RELLENADO DE KONG

Para empezar a rellenarlo, coloca el juguete dentro de un vaso vacío con el agujero grande hacia arriba. De esta forma evitaremos que se tumbe.

De última capa a primera, el Kong puede rellenarse en el siguiente orden:

Tentación; Los mejores tentadores son también los que mejor huelen; queso, carne, grasa… Cualquier cosa que les vuelva locos de verdad. Esta comida será el final del Kong, justo debajo del agujero pequeño, por el que lo olerán. Pondremos primero esta comida para que quede para el final.

Postre: Rellena un tercio del Kong con golosinas y/o premios. Esto le premiará por haberse esforzado y le motivará a seguir hasta el final.

Plato principal: La mayoría del Kong (dos tercios que quedan) sería pienso mojado y/o comida enlatada para perros. Lo que le motivará a ir sacando poco a poco la comida con la lengua.

Aperitivo: Justo en la entrada de la boca grande del Kong, pon un premio que sobresalga y sea fácil de conseguir , como una galleta  . Esto llamará la atención del perro y le hará comenzar el juego.

Si lo has hecho bien, tu Kong quedará así por dentro.


SELLADO DE KONG

El Kong tiene dos agujeros, uno muy pequeño en un extremo y uno más grande al otro. Por el pequeño será difícil que se escapen los snacks o el pienso que usemos, así que podemos despreocuparnos siempre que no empleemos líquidos. Sin embargo, el otro agujero es amplio y algunos perros desarrollan una gran habilidad para vaciarlos rápidamente. Es cierto que al principio es mejor no sellarlos, pero a medida que el perro se habitúa al juguete y va conociendo su mecánica debemos intentar ponérselo cada vez un poco más difícil.


PRESENTACIÓN DE KONG AL PERRO

Kong debe tener un efecto de abstracción de las personas del entorno, concentración en lo que se hace y relajación a través de la mordida y la comida. Pero durante el tiempo en que nuestro perro sabe que se le va a ofrecer el juguete ocurre lo contrario. En vez de abstraerse de las personas del entorno está excesivamente pendiente de la persona que prepara el juguete. En vez de concentrarse en sus propias acciones, se concentra en las nuestras y puede generar conductas involuntarias para intentar acelerar la llegada del Kong. Se genera sobreexcitación por la expectativa generada y la relajación posterior sólo sirve, como mucho, para cubrir la sobreexictación inicial.

La primera vez que ofrezcas un Kong a tu perro, rellénalo hasta desbordar de algo que le guste comer y que se deslice fácilmente fuera del juguete. Procura que tenga hambre, que no haya comido recientemente. Se paciente y espera a que lo vacíe. Cuando lo haya vaciado por completo varios días seguidos, ve llenándolo cada vez menos. Más tarde empieza a sellar el Kong. A medida que le vaya resultando más fácil sacar la comida ve añadiendo complicación.