EQUIPO CANINO DE TRABAJO CON PERROS

Igual que el Equipo Humano de Trabajo con Perros, el Equipo Canino está altamente especializado. Se compone de perros con adiestramiento muy diverso y cada uno aporta unas cualidades que lo hacen ser un especialista, para que el conjunto de las actividades de terapia que desarrollan, de manera que dependiendo con qué colectivo trabajen o cuáles sean los objetivos terapéuticos a trabajar, o según sea el tipo de ejercicio cada uno de ellos es un auténtico especialista.

 

Se trata de un grupo de animales con una capacidad para el trabajo asombrosa sin mostrar signos de estrés o agotamiento, obedientes, equilibrados, cariñosos, sociables, juguetones y con ausencia absoluta de signos de agresividad.

CONÓCELOS: 


TINTA

Es la veterana de la manada. Fue hembra del criadero de selección de Labrador Retriever "La Murilla", pero por muy poco tiempo, ya que en su primer parto la cosa se complicó un poco y el criador decidió que no pariera más. Desde ese momento, tras pasar un test de aptitud fue incorporada al entrenamiento como perra de terapia. 

 

Es una perra extremadamente cariñosa. Jamás ha tenido un "mal modo" ni con humanos ni con caninos, y  es una "todo terreno". Trabaja tanto con ancianos, como con adultos, adolescentes y niños.


TULA

Es nuestra revoltosa Cocker. Nació en la calle y así vivió durante un año, hasta que fue recogida por una familia, que por motivos personales tuvo que deshacerse de ella. Fue entonces cuando se pusieron en contacto con Trabajo con Perros y llegó al equipo.

 

Desde que llegó se ganó nuestro corazón con sus "payasadas". Es una perrita que siempre está contenta y transmite esa alegría.

 

Cada vez que trabaja con colectivos como personas con discapacidad mental, Tula hace que se salte más de una lágrima, por la forma en que demuestra su empatía con estas personas.


ILU

Este perrito es sin lugar a dudas el favorito de Álvaro Cabrera por un motivo, porque el dice que de nadie ha sentido recibir un cariño tan sincero como el de su "pequeño" Labrador.

 

Perro activo e inteligente, por eso es ideal para trabajar con colectivos a los que haya que trabajar una activación motora, aunque también puede ser si se le requiere una auténtica "manta" transmisora de sosiego y tranquilidad, dando calor a usuarios del tipo de personas con parálisis cerebral.


DUNA

La "chicuelilla" de la manada con su kilo y novecientos gramos. No se sabe de ninguna persona que conozca a "Dunilla la Chihuahuilla" y no la adore.

 

Cariñosa y tranquila como nadie. Duna es una auténtica especialista del trabajo de terapia en centros geriátricos, donde las personas mayores disfrutan como niños peinándola, vistiéndola, acariciándola o simplemente apretándola con sus manos y cuerpo para sentir el cariño que transmite este animalito.

 

Pero no sólo con ancianos, porque Duna adora a los niños tanto, que se muestra impasible ante un manejo brusco o poco afinado de este tipo de persona. Esto es porque Duna tiene un corazón enorme en un cuerpecillo diminuto.